Información

Casa Rural Finca Los Olivos es una casa de labranza total, típica de huerta, situada en plena Ribera del Río Júcar, a tan solo 500 metros del pueblo el Picazo (acceso por una antigua carretera hasta la misma puerta de la finca) y a 5 minutos andando.

Está totalmente restaurada, muy bonita y acogedora y equipada con todo tipo de detalles tanto en la cocina como en las habitaciones (todas ellas con televisión), sábanas y toallas, además de calefacción y chimenea, etc.

Está ubicada en una parcela de 3000 metros totalmente cercada y vallada, lo que la hace ideal para ir con los niños ya que pueden correr y jugar en su gran patio con piscina al aire libre (recién inaugurada y vallada para la seguridad de los más pequeños) y barbacoa en el exterior, rodeados de naturaleza.

Tiene un gran comedor con chimenea y acceso a una bonita terraza, tiene 2 baños completos, uno de ellos adaptados para personas con movilidad reducida, 4 habitaciones, un recibidor, zona de barbacoa con todo tipo de accesorios (parrillas, paellas...) y un jardín de más de 1000 metros.

Al fondo de la parcela tenemos nuestras cuadras de caballos donde los niños y los más mayores, pueden verlos, hacerse fotos e incluso subir en ellos.

A 200 metros de la casa se encuentra una zona de baño donde se puede disfrutar del río, y si te gusta hacer senderismo, el río y sus hoces nos ofrecen unos parajes muy bonitos.

El Picazo, donde se sitúa Casa Rural Finca Los Olivos es un típico pueblo manchego pequeño de unos 700 habitantes, con un encanto especial puesto que pasa el río por el mismo pueblo que junto a su iglesia, sus antiguas fachadas y su paseo lo hacen perfecto para disfrutar y descansar.

En los alrededores tenemos pueblos como Alarcón declarado Patrimonio Histórico, y de obligada visita dista unos 15km de El Picazo, a 70 km tenemos Cuenca con sus casas colgadas y su ciudad encantada, y una gran diversidad de pueblecitos conquenses merecedores de ser visitados.