Convento de las Religiosas Clarisas

Sisante - Cuenca

El convento de las Religiosas Clarisas (llamadas nazarenas en el pueblo), fue fundado por el Padre Hortelano y que llevó en vida el nombre de Don Cristóbal Jesús Hortelano y de la Fuente. Después de haber estudiado en Alcalá de Henares y Cuenca, se ordenó subdiácono y diácono ejerciendo el ministerio sacerdotal en dichos lugares hasta que decidió volverse a su pueblo.

El Convento de las Nazarenas data de principios del siglo XVIII, las obras comenzaron el día 14 de octubre de 1702 y concluyeron el 18 de mayo de 1708. El Convento consta de tres pisos con excelentes luces, multitud de habitaciones para los oficios y demás servicios de la comunidad, entre los que merece especial mención la enfermería, el noviciado, el refectorio y la sala de labor. El origen del Convento fue el beaterio que creó el mencionado Padre Hortelano el 6 de enero de 1695, con licencia del obispo de la diócesis, en el cual recogió a siete mujeres mayores de edad, a excepción de una de ellas que tenía 15 años, con el fin de que hicieran vida en común conventual. Posteriormente trasladó a las beatas desde la casa de alquiler donde se hallaban a una que compró.  [Wikipedia]